viernes, 11 de noviembre de 2011

Empanadillas de cebolla confitada y queso de cabra

Esta receta es para los amantes de la cebolla como yo , en este caso de la cebolla bien confitada , casi como si se tratara de una mermelada. El sabor de una buena cebolla confitada combina muy bien con muchas otras cosas pero para hacer estas empanadillas he escogido un queso de cabra tierno , de los que vienen en rulo. Si este queso en concreto no os gusta lo podeis sustituir por otro siempre y cuando sea un queso mas bien cremoso o que funda bien , tipo brie o camembert, mimolette,edam, gouda o incluso algun queso azul  como el roquefort o el gorgonzola.
He puesto la receta para 16 unidades , que son el número de empanadillas que llevan el paquete que he comprado en el super, aqui no hay problema , las que os sobren las podeis congelar ,con cuidado que no se toquen unas con otras para que no se peguen, y disponer de ellas cuando os apetezca.

Ingredientes para 16 empanadillas:

Masa de empanadillas 1 paquete (16 un)
Cebolla de Figueras o blanca 1Kg
Queso de cabra rulo  200 grs
Aceite de oliva 150 grs
Azucar 20 grs
Sal

Lo primero que hay que hacer es una buena cebolla confitada , una vez peladas las cebollas las cortaremos en juliana lo mas fina posible y en una cazuela con el aceite a fuego medio  la pondremos a hacer lentamente y removiendo de vez en cuando para que no se agarre. Añadir una cucharada de azucar y un poco de sal , esto ayudará en la caramelización de la cebolla y dejar confitar a fuego suave hasta que veais que la cebolla adquiere un color marron , como si fuera una mermelada. LLegado este punto ya la tenemos, la dejamos enfriar sobre un colador para eliminar el exceso de aceite.
Para el queso de cabra ,a mi me gusta quitarle la corteza , quien quiera dejarla lo puede hacer, lo cortaremos en trozos de unos 10 grs aproximadamente y dentro de la medida de lo posible que sean rectangulares.
Solo queda montar las empanadillas , se estiran sobre la mesa y en el centro de cada una de ellas colocar una cucharada (20 grs aprox.) de cebolla confitada y un trozo de queso de cabra, se cierran y con la ayuda de un tenedor se presiona todo el borde dejandolo sellado.
Para acabar solo queda colocar una sarten con aceite caliente o en freidora y freir las empanadillas hasta que queden bien doradas y crujientes . Escurrirlas sobre papel absorbente y ya las podeis llevar a la mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada